Noticias

La reconocida oncóloga, Krystal Cascetta, se suicida a sus 40 años, luego de quitarle la vida a su bebé de meses

Una horrorosa tragedia sacude a la pequeña localidad de Somers, en el condado de Westchester, luego de que la doctora Krystal Cascetta le disparara a su hija de tan solo meses y posteriormente se quitara la vida. Los vecinos del lugar han sido testigos de las llamadas de emergencia que se realizaron en varias ocasiones a la policía y una ambulancia durante el verano en la propiedad de la médico de 40 años de edad.

+ Noticias

Bob Stuart, un vecino de 71 años, señaló que en dos o quizás tres ocasiones vio cómo llegaban las autoridades a la casa de Cascetta, valuada en un millón de dólares. Sin embargo, hasta el momento no se ha esclarecido la razón detrás de estas llamadas de emergencia repetidas.

De acuerdo con la policía local y los informes de The Journal News, los padres de la doctora se encontraban presentes en la vivienda en el momento en que su hija ingresó a la habitación del bebé y le disparó antes de luego dispararse a sí misma. El trágico suceso ocurrió a las 7 de la mañana del sábado.

Alguien en la casa llamó rápidamente al número de emergencias 911, pero según el oficial Steven Nevel, quien atendió la llamada, la persona que escuchó el primer disparo lo confundió con algo que se había caído. Sin embargo, tras escuchar un segundo disparo, los residentes lograron llegar a la habitación, solo para encontrar la puerta cerrada desde adentro. Al derribarla, descubrieron los cuerpos sin vida de madre e hija.

El agente estatal Nevel aseguró que «sabemos al 100%, sin duda, que fue un asesinato-suicidio». El esposo de Cascetta, Tim Talty, de 37 años, no se encontraba en la casa en el momento del trágico acontecimiento. La bebé asesinada, que había nacido en marzo, era la única hija de la pareja.

Los vecinos describen a la doctora del Hospital Mount Sinai y a su esposo, propietario de una empresa de barras energéticas, como personas amables pero reservadas. Incluso, algunos de ellos aseguraron desconocer por completo que Cascetta estuviera embarazada. «Son personas muy reservadas, vinieron y se presentaron cuando se mudaron hace dos años y, desde entonces, nunca hemos vuelto a saber de ellos. Ni siquiera sabíamos que estaba embarazada», afirmó Betsy, esposa de Bob Stuart.

Esta tragedia ha dejado consternada a la comunidad de Somers, donde la noticia se ha propagado rápidamente. Otros residentes cercanos al lugar de los hechos comentaron haber escuchado los ruidos provenientes de la propiedad alrededor de las 6:45 de la mañana, despertando a sus mascotas. «Es horrible. ¿Cómo puedes perder a toda tu familia de una sola vez? Es increíble», concluyó uno de los residentes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba